Entrades

S'estan mostrant les entrades d'aquesta data: maig, 2013

LA AMAPOLA Y EL LIRIO

Imatge
La amapola está triste. Tras la marcha de lirio enjuaga sus lágrimas con el tacto suave de sus pétalos. Desde ese día amapola vive aislada en un mundo silencioso y solitario. Poco a poco ha intentado acostumbrarse a su nueva vida en el jardín. A veces añora tiempos pasados pero nunca se queja. Lo que más echa de menos es la presencia y la alegría de lirio.
Una noche soñó que regresaba. Al día siguiente, al despertarse, pensó en él y en su aroma. El resto del día ya no quiso volver a pensar pues toda ella se regaba de una gran melancolía. Llegó el invierno. Luego la primavera. Cada día que pasaba amapola empequeñecía en el jardín. No era feliz. En una mano guardaba el recuerdo de lirio, en la otra su inquietud. Y ese balancín desequilibraba el fino hilo de su raíz felicidad.
Un día el equilibrio de ese balancín se hizo tan frágil que su tallo se quebró. La indiferencia y el olvido que el resto de flores manifestaban tras la partida de lirio la hundían más en su penar. Sin poder evitar…

ENREDADA

Imatge
El presente se me enreda con el pasado, el calor con el invierno, la playa con la nieve, pero revivo en la amplitud de tu intensa mirada el sabor de algunos momentos compartidos. En este mundo veloz y cambiante, me fascina, la perpetuidad de ciertas obstinaciones, el que una voz siga murmurando dentro de mi cabeza las mismas carcajadas de ayer. Es fascinante escuchar el sonido de esa voz cayendo precipitada por el volcán de mis neuronas.
Qué juego de testarudez es éste. A qué suena el poder de un hombre, cuya voz, cuya sonrisa, cuyo corazón se expresan cada día. Bastó abandonar los oídos para escuchar la sonrisa infantil escapada del cuento; el susurro secreto de la felicidad; el grito de una nueva libertad. Eso escuche en él, en su voz, en su poder, en su hacer. Salí de mi cabeza, me alejé pero su mirada oscura, viva, intensa, me siguió. Me quedé muda y mis palabras se enredaron con el hilo dulce de la vida.

Badalona, 30 de mayo de 2013

DIGRESIÓN DISIMULADA

Imatge
El dolor, ese dardo, que atraviesa el pecho, duele más allá de lo indecible. Dolor, dañino, nocivo, dañoso; desagradable que ciega la posibilidad de triunfo, de conquista, de luz; decepcionante, nacido de envidias i rencores; glacial que entumece las relaciones en estampas deformadas por fríos intereses.
Todo dolor necesita su tiempo de duelo, de distancia, y de olvido.
Todo dolor necesita un tiempo de reposo, de alivio, para surgir renovado del destierro y la desolación.
Dormir y despertar. Despertar con aquel dolor anestesiado en un rincón de la memoria y saber que formará parte de nuestra historia.
Es bueno adormecer algunas aflicciones.
Sentada en el sofá, al lado del gran ventanal. Él me acaricia las manos. Estoy algo nerviosa. El viento del norte agita las hojas del jazmín mientras nos miramos en silencio. Qué bonito es mirar! Mirar de cerca, penetrar en esa cavidad oscura llena de misterio y descubrir otro mundo, otra posibilidad. Me abraza, la noche es calurosa y expande s…

CARTA A UN ÁNGEL

Imatge
Ángel de la luna oscura:
Mama Luna, madre del firmamento, ha venido a visitarme otra vez. Elegante, vestida de azul y plata ha abandonado su universo lejano, para acompañar mis deseos y temores; ha llegado sigilosa mientras la ciudad esconde los sonidos bajo la almohada de la noche. Entre las nubes que acompañan su cortejo he creído vislumbrar una chispa de tu sonrisa o quizás fuese tan sólo un reflejo fugaz de tu mirada. Y, ahora, cuando las estrellas se convierten en confidentes de mis secretos, vuelvo a acariciar una vez más tu nombre entre las líneas de esta carta.
El resplandor plateado de Mama Luna calma la inquietud de la página vacía y es en esta soledad, donde mis palabras temblorosas salen a tu encuentro y se produce la alquimia. Esa hada madrina que transforma mi mundo solitario en una experiencia creativa que engrandece todos mis sentidos.
En este tiempo donde las agujas no tiene dueño imagino tus ojos pequeños y rasgados agrandarse al leer estas líneas, y siento tu resp…

EL PENSAMIENTO

Imatge
… el pensamiento dibujando un camino entre los pliegues de cada uno de los recuerdos roza en esta hora extraña tu luz.
… esquivando dudas y porqués ha sido capaz de intuir todas las señales que le susurran algo nuevo de ti.
Y aquel faro lejano lo insta a continuar.
Tengo fe, esperanzas, creencias y sueños que invaden mi yo de un poco, de un mucho de ti.
… una fe inquebrantable para vencer los obstáculos de todos los silencios conquistados; para acallar los miedos obnubilados de nubes y distancias; para henchir mi ternura con el sabor dulce de la poesía; para evocar cada mañana con el cuerpo transformado en lengua benigna el sonido angelical de tu nombre.
… esperanzas perseverantes que me convierten cada día en una nueva mujer, y son ellas invisibles y poderosas las que inventan tus carcajadas entre las páginas blancas de mi cuaderno; las que te ven tras las ventanas de la ciudad; las que persiguen la alegría juguetona de tus sonrisas lejanas; las que secan mis lágrimas en cada briz…