PARAULES AMB AROMA

Tinc una planta i l'acabo de batejar amb el nom d'Aroma. El seu perfum embriaga de tal forma que les hores es desdibuixen en un temps, on les agulles del rellotge marquen minuts inexistents. Les seves fulles desprenen energies que no es deixen veure però que impregnen l'espai de poesia. Aroma és menta, aroma és amistat.

06 d’abril 2016

MADRE


Te arropo y cubro tus desvelos, como  cuando tú mecías mi sueño. Te arropo e intento calmar tus miedos, como cuando tú calmabas mi llanto. Te tapo con la manta del amor y del cariño, con la mano que quisiera curar males y espantar el tiempo.

Eres la autenticidad de mi vida, mi única verdad. Sentada en la mecedora, con ese balanceo inocente y tranquilo, veo como el vaivén de los días va secuestrando imparable tu cielo. El gris y el blanco como enredaderas veloces trepando por tus cabellos, deshilvanando las costuras de la piel, los dobladillos del cuerpo.

Veo una mujer de rostro suave, una esposa fiel y cariñosa, una madre educadora y amorosa. Blanca, blanca de lirio, de fe y de esperanza. Una mujer transparente de dentro hacia fuera, de fuera hacía dentro.  Blancura y luz en tus ojos y en tu alma.

Y la vida te trajo momentos negros. Negro de enfermedad, de amargura y sufrimiento. Y tú con ternura y amor les venciste la partida, abrazando con energía, dolores, pérdidas y tristezas; construyendo con valentía una dura biografía.

Toco tu cara de luz, tu rostro de amplia mirada, tu piel suave y clara, tu mano que huele a fortaleza y honestidad. Tu olor madre, el olor matriarcal y hogareño que envuelve mis mañanas y mis miedos. El olor del puchero, el olor del chocolate, de las flores, cada una con su aroma. El olor a colonia de la infancia. Drogarme con tu olor y dormir. Cerrar los ojos, olerte y amarte.   

Entiendo el mundo a través de ti, desde tu fuerza vital, tu sencillez, tu generosidad, tu sentido común, tu tolerancia, tu verdad. Y veo como los días van tejiendo su curso. Los arañazos del tiempo. El tiempo es una herida y no hay mercromina (roja o transparente) que la pueda curar. El tiempo se presenta ante mí, pero yo no lo quiero escuchar. Me alejo y me persigue. Es la sombra de mí caminar.  

Y llega la noche. El miedo, ese fuego secreto, que acompaña mudo y lento mis desvelos.  Intento dormir para huir al mundo de la fantasía, a esa otra vida imposible y quimérica, que me permite escapar de todos mis temores, de este naufragio temporal que me ahoga y tormenta, y siento como el miedo se va colando a través de todo, luces, tiempo, padres, días, muebles, lugares, palabras, carcomiendo la vida silenciosamente.

Badalona, 6 de abril de 2016


 
contador de visitas
contador de visitas