Entrades

S'estan mostrant les entrades d'aquesta data: març, 2017

LA TIENDA DE CRISTAL

Imatge
En la puerta había colgado un cartel que decía:- he salido un momento, vuelvo en cinco minutos. Justo cuando Anna y yo nos girábamos para marcharnos apareció Cristal. La silueta de Cristal era delgada, bajo sus largas pestañas surgían un par de ojos verdes sonrientes y soñadores. Una media melena rubia descansaba en sus hombros. Abrió la tienda y entramos. Nada más entrar nos invitó a tomar una taza de té de frambuesa y canela. Me llevé el té a los labios estaba en el punto que a mí me gustaba, más bien, templado. Cristal nos comentó que se trataba de una nueva variedad de tés aromáticos con propiedades medicinales. Nos bebimos el té y nos fuimos a visitar la tienda. En el techo colgaban atrapadores de sueños, algunos estaban fabricados con madera de arce, otros estaban hechos a mano, los había de diferentes medidas y colores, también pendían del techo móviles con estrellas de trapo, y soles de papel crepe metalizados. Mi amiga Anna se fijó en una pequeña bolsa, de seda rosada, que l…

HOMBRES, HOMBRES,HOMBRES

Imatge
Hay hombres que se levantan así: enigmáticos, maniáticos, caóticos, poderosos, ostentosos, silenciosos, cariñosos, embusteros, hechiceros, carniceros, sensibleros.
Hay hombres con palabras, hay hombres con silencios. Hay hombres gramaticales, verbalizados, verbales. Hay hombres introspectivos, reflexivos, pensativos. Hay hombres alocados, insensatos, descuidados. Hay hombres casa y hay hombres castillo. Hay hombres pirámide y hay hombres base. Hay hombres nube y hay hombres ángel. Hay hombres sol y hay hombres luna. Hay hombres tristes y hay hombres alegres. Hay hombres frutales y hay hombres otoñales, Hay hombres naranjas y hay hombres plátanos. Hay hombres peces y hay hombres pájaros. Hay hombres lobos y hay hombres corderos. Hay hombres leones y hay hombres gatos.
Hay hombres gordos, flacos, altos, bajos, guapos, feos, torpes, listos, ordenados, desordenados, reflexivos, irreflexivos, insensatos, atolondrados, orgullosos, vanidosos, resignados, campechanos, cartesianos. Hay hombres políticos, soc…

LA MÁSCARA

Imatge
Abrió el armario y eligió el vestido negro sin mangas. Sus brazos desnudos, su cara tapada. De los trajes colgados se descolgó su aroma. Su mente guardaba bajo el colchón el recuerdo. La transparencia de sus manos de pianista, las mismas que tantas veces le habían susurrado partituras de humo; la negrura rebelde de sus ojos; el eco de su boca inmortal. Cerró el armario para silenciar esa orquesta, para hacerla callar. Se quitó la máscara y vio sus ojos cansados y otras líneas que trazaban nuevas geometrías, no le gustó lo que vio. El tiempo saqueando rostros y recuerdos. Se arregló los cabellos, los recogió en un moño dejando una abertura central para que pudiese respirar la imaginación. Abrió la bolsa del maquillaje, empolvo el rostro de rosa, los ojos de marrón, redondeó de dorado los pómulos y alargó las pestañas hasta rozar el cielo. Se miro al espejo y dio por finalizado el disfraz; las plumas blancas y el antifaz negro en posición correcta, el vestido sin pliegues, la máscara p…

ACROBACIAS

Imatge
Acrobacias,
Premeditadamente usted interfiere en mis sueños. Miro el reloj otra vez vuelven a ser las cuatro de la madrugada, y otra vez esta ahí su imagen, plantada. Me levanto esperanzada con la posibilidad de que su imagen se desvanezca, pero observo que me sigue por el pasillo y que entra conmigo a la cocina, y veo que si yo bebo ella bebe; si yo bostezo ella bosteza; si yo me río ella ríe. Me parece tan entrañable que en esa duermevela la abrazo y la beso con cariño. Regresa de nuevo conmigo hacia el comedor. Nos reímos tan locamente que temo podamos despertar a los vecinos. Si enciendo el televisor me acompaña relajadamente sentada a mi lado, si por el contrario elijo leer, me ayuda a pasar las hojas del libro. A veces cuando su imagen me visita no consigo volver a dormirme y el insomnio se instala en la habitación. Corro la cortina, que bella está la luna, la puedo ver a través del trozo libre de vidrio, que queda entre el armario y la ventana. ¿Por qué tendrá la luna a veces …

UN VIEJO CAFE

Imatge
Bajo por la calle Pelayo y tuerzo a la izquierda. Me encuentro con un viejo café, abarrotado de gente, unos conversan, otros callan y otros miran estudiosos el mapa de la ciudad. La tarde tiene una luz enamoradiza, una luminosidad que habla e inspira. A veces parece que las coincidencias se vuelven cómplices del destino y suenan ruidosos cascabeles de armonía en el pensamiento excitando la imaginación. Aparece el mismo sueño azulado, encuentro frontera entre el tejido y la irrealidad. Mente entrometida, cotilla, preguntona, sí, investigadora de su alma y de su silencio, cerebro ansioso, neuronas hambrientas, ojos letrados, propósito que arduamente sostiene el edificio de la permanencia; complicada armadura, forjada de dificultades y marañas y tramos camuflados y pendientes y puentes levadizos y argucias embaucadoras de todo tipo. ¿Será así como se construyen ciertos divertimentos? Se trataría de seguir al duende travieso, ir siguiendo su rastro, su senda, sus pistas hasta caer en el …

EL TULIPAN

Imatge
Se le fue aflojando el turbante y sus pétalos moribundos cayeron encima de la mesa. La respiración era entrecortada y débil. Iba a recogerlos cuando su tallo me agarro la mano, y me dijo: - espera un momento antes de darme sepultura ¿Quieres qué te cuente un cuento?- me preguntó. Me senté en un taburete y escuche su relato. Había una vez un joven persa llamado Farhad que estaba profundamente enamorado de la doncella Shirin. Un día el joven tuvo noticias de que la joven había sido asesinada (pero resultó ser sólo un falso rumor), destrozado montó en su caballo, y galopó hasta un acantilado desde donde se lanzó para suicidarse. De sus heridas y gotas de sangre, nació un Tulipán, como símbolo del amor verdadero, aquel amor que el joven sentía hacia su amada. Hoy, mi tulipán fucsia, el del amor eterno, ha fallecido, sus pétalos arrugados ya descansan en paz. Recojo sus hojas disgregadas, su belleza marchita. Nos despedimos. Lo entierro junto a la tierra del olivo, quizá agarre y vuelva …

LA MASCARA

Imatge
Una excursión a lo que un día fue la juventud. La noche de una joven que hace tiempo se evaporó. La noche gira a mí alrededor y yo giro con ella encantada. Los duendes nocturnos me susurran al oído lo bonito que sería poder volar. Sonrisas al compás de una canción. El abrigo largo de franela, la bufanda protegiéndote del frío. Tus ojos azules lanzando una pregunta: venís solos. La respuesta negativa no parte de mi boca porque yo no te lo puedo decir. Mientras te diriges a la presencia física, los otros acompañantes se cuelan ante tu seria mirada. Los plurales alcanzan la pista de baile y tú ni siquiera los ves. Todo un submundo de fantasías y de almas bajo mi piel, entre las capas del abrigo y la consciencia. Y tú no los ves. Una frase caída en la palma de la mano, elevada a la mente y fantasear.  Anna se ha colado descaradamente y observa las jovencitas que van agarradas del brazo de juventud, con labios rojos y tacones encumbrados de deseos. Miradas de mil colores y aromas, tentando…

ECUACIÓN POÉTICA

Imatge
Ellos hablan siempre del olvido. Saben que jamás volverán a encontrarse. Hablan de  trenes bloqueados. Dos almas separadas a base de una línea infinita de puntos oscuros y profundos; pozos abismales donde se desdibuja el color de la cordura. Ecuación poética indescifrable, confidencia compartida por aquellos que saben valorar lo que no les pertenece y codician; breves momentos fugaces, intensos, entre manos extrañas que aman la palabra y la veneran. Hace calor, el aire es caliente y las temperaturas siguen en aumento, dominio absoluto del Rey Sol, perfecta luminosidad, para el tiempo resplandeciente, el de ellos, sombras fantasmales, que rememoran recuerdos repetidos, empecinados en no querer salir del laberinto de mazes, donde se encuentra el jardín de la felicidad. Cuentos, decía él frente la ventana abierta. Muchos cuentos nubecilla, mirando hacia el firmamento y entornando sus ojos achinados, las pestañas cayendo en picado, tentando la farsa o la burla, de una obra inventada; inv…

LA MEITAT DEL CEL

Imatge
La dona camina pel fons de la casa. Recorre cada habitació i olora l’esperit masculí. La dona mira, sóc la que mira, sóc la mirada de la llar, la consciència de la família; adreço coixins i sacsejo racons de pols amagats; reviso la medicació dels pares i els deures pendents del fills; el soroll de la rentadora i les peticions del rebot; la col·lecció dels rebuts desmesurats i els interessos sota cero del banc. Avui he matinat moguda per l’alegria de què arribi un dia que tots aquests malabarismes: treballs, criança dels fills, tasques de la llar, que durant dècades han governat la nostra vida siguin per fi una igualtat comú entre homes i dones. Segons la constitució espanyola totes les persones som iguals davant la llei, sense que pugui prevaldre cap discriminació per raó de naixement, raça, sexe, religió, opinió o qualsevol altre condició o circumstancia personal o social. Però, dia rere dia, veiem que les dades i la realitat que ens envolta s’afanyen en mostrar-nos una altra realita…

DE MADRID AL CIELO

Imatge
Tal vez sueño, y usted lo sueña también, que estamos charlando animadamente, que nos hemos encontrado un día cualquiera, en un lugar cualquiera y estamos ahí, los dos, compartiendo confidencias, riendo, tan infinitamente olvidados del mundo, tomando un café en una cafetería cualquiera de Madrid. En nuestra conversación habitan señales y enigmas, secretos jamás confesados y cruzados, misterios, claves, acertijos y adivinanzas. Y los múltiples rompecabezas que surgen de nuestras mentes nos imponen nuevos interrogantes y variados desenlaces, ligeras conquistas que suavizan la aspereza que a veces imponen los silencios imperativos de la realidad no soñada. Y claro, es verdad, usted y yo no estamos ahí; nos renunciamos en cada amanecer y nos seguimos en cada anochecer. Y sabe, cómo se vuelve después de encontrarlo a la normalidad de los quehaceres cotidianos, con la mente endiabladamente cargada de nuevas intenciones. Si, señor, esto hoy no se ha acabado. Más sólo ha comenzado, sólo falta…

EL ANGEL POETA

Imatge
Un día, sin temor nunca a llamarle, cuando su nombre era un ángel que se me deshacía en la boca, le llamé. Bueno, no es tal cual. Le escribí con la boca llena de palabras y al escribirle le llamaba. Le llamé desde un presente que rememoraba un pasado pintado de nostalgias. Pero en este lado, el del yo real y verdadero, sabía que usted jamás me escribiría y desde este lado las palabras se me desbocan con sólo recordar su nombre. No es un ángel de este mundo, algunos piensan lo contrario, porque sino hay materialidad no hay existencia. Así que sin ser de este mundo me vi obligada a volar tan alto que sin darme cuenta me he visto apremiada a llegar hasta la estrella de su corazón y afortunadamente a estrellarme en su cielo azul, menos mal que sus nubes no hacen daño. Y en cada nuevo vuelo, me cargo de palabras, para regalarle trozos de fantasía y de persistencia y de memoria. Usted el ángel poeta anuncia mi llegada y mi ser invisible se convierte en presencia, y existo en su boca si ust…

DIA INTERNACIONAL DE LA DONA TREBALLADORA 2017