PARAULES AMB AROMA

Tinc una planta i l'acabo de batejar amb el nom d'Aroma. El seu perfum embriaga de tal forma que les hores es desdibuixen en un temps, on les agulles del rellotge marquen minuts inexistents. Les seves fulles desprenen energies que no es deixen veure però que impregnen l'espai de poesia. Aroma és menta, aroma és amistat.

07 de març 2017

LA MEITAT DEL CEL

La dona camina pel fons de la casa. Recorre cada habitació i olora l’esperit masculí. La dona mira, sóc la que mira, sóc la mirada de la llar, la consciència de la família; adreço coixins i sacsejo racons de pols amagats; reviso la medicació dels pares i els deures pendents del fills; el soroll de la rentadora i les peticions del rebot; la col·lecció dels rebuts desmesurats i els interessos sota cero del banc. Avui he matinat moguda per l’alegria de què arribi un dia que tots aquests malabarismes: treballs, criança dels fills, tasques de la llar, que durant dècades han governat la nostra vida siguin per fi una igualtat comú entre homes i dones.
Segons la constitució espanyola totes les persones som iguals davant la llei, sense que pugui prevaldre cap discriminació per raó de naixement, raça, sexe, religió, opinió o qualsevol altre condició o circumstancia personal o social. Però, dia rere dia, veiem que les dades i la realitat que ens envolta s’afanyen en mostrar-nos una altra realitat social. Les dones no som igual que els homes i davant determinats treballs continuem cobrant menys, les pensions de les dones son més baixes, i el risc de trobar-se en situació de pobresa és més gran que el dels homes; tenim més dificultats per accedir a llocs de responsabilitat i, la cura envers l’àmbit familiar és molt més activa per part de la dona.   
I malgrat patir aquestes discriminacions les dones, som el món.  Les dones som fortes. Totes som una família, una societat, una tribu, un país nosaltres mateixes.  Per això al masclisme patriarcal, amb tota la seva agressió, li costa liderar un moviment per la igualtat, la seva educació basada en conceptes de dominis, privilegis, jerarquies i poders fa complex que les dones comencin a liderar el món des de la seva convicció d’ésser humà lliure com a dona; perquè parlar d’igualtat entre homes i dones  és parlar d’igualtat d’oportunitats, és cultivar la pau, és respectar, és disminuir la pobresa, és permetre que cadascú arribi on pugui pel seu esforç i treball, és parlar d’educació, de permetre que tan nens com nenes disposin de les eines necessàries pel seu complet desenvolupament com a éssers humans.

En aquests moments de crisis i d’incerteses socials i polítiques les dones no podem acceptar allò habitual com una cosa natural, doncs en temps de desordre  i de confusió organitzada, d’humanitat deshumanitzada res ens ha de semblar natural, i res ens ha de semblar impossible de canviar; és necessari que tots plegats continuem treballant i solidaritzant-nos per un món d’igualtat; per compartir la meitat del cel i la meitat de la terra.

Badalona, 6 de març de 2017

DE MADRID AL CIELO



Tal vez sueño, y usted lo sueña también, que estamos charlando animadamente, que nos hemos encontrado un día cualquiera, en un lugar cualquiera y estamos ahí, los dos, compartiendo confidencias, riendo, tan infinitamente olvidados del mundo, tomando un café en una cafetería cualquiera de Madrid. En nuestra conversación habitan señales y enigmas, secretos jamás confesados y cruzados, misterios, claves, acertijos y adivinanzas. Y los múltiples rompecabezas que surgen de nuestras mentes nos imponen nuevos interrogantes y variados desenlaces, ligeras conquistas que suavizan la aspereza que a veces imponen los silencios imperativos de la realidad no soñada. Y claro, es verdad, usted y yo no estamos ahí; nos renunciamos en cada amanecer y nos seguimos en cada anochecer. Y sabe, cómo se vuelve después de encontrarlo a la normalidad de los quehaceres cotidianos, con la mente endiabladamente cargada de nuevas intenciones. Si, señor, esto hoy no se ha acabado. Más sólo ha comenzado, sólo faltan unas breves horas para que los aires nocturnos me acerquen de nuevo su sombra. Cobijo de ilusiones y de fantasías celestiales. Y entonces en ese inframundo dejamos que nuestros juegos se apoderen de nuestros espíritus, y nos colgamos del cuello y nos balanceamos y nos deslizamos y nos escondemos y nos encontramos y arriesgamos. Y en esos juegos poseídos se reconocen nuestros afectos, en el entendimiento de los sentidos y la provocación insinuante de nuestras despiertas intuiciones. En la conjunción ideada de originales enigmas cifrados que adquieren la novedad del descubrimiento y la necesidad de hallar tan sólo una pequeña posibilidad verdadera, de que algún día una pista, un indicio, un rastro, un camino le empuje a fracturar la arista. Dónde su luminosidad, su desnudez que no su silencio, se presente valiente y decidida. Se abran los espejos, las ventanas, las puertas que guardan todos sus minutos y sus silencios. Su palabra degustada entre mis labios, él ángel que tan sólo proyecta el cascabel sonoro de una ciudad superpuesta de puentes secretos y palacios acristalados. Impenetrable, usted me habita. Sólo puedo musitar que me gusta su juego, que me gusta su escondite, su calle, su ángulo, su esquina, su cielo, su ciudad, Madrid. Y esto me lo callo ahora que soy mujer adormecida. Un sueño suspendido. De Madrid al cielo.

@paraulesambaroma



Badalona, 7 de marzo de 2017

EL ANGEL POETA

Un día, sin temor nunca a llamarle, cuando su nombre era un ángel que se me deshacía en la boca, le llamé. Bueno, no es tal cual. Le escribí con la boca llena de palabras y al escribirle le llamaba. Le llamé desde un presente que rememoraba un pasado pintado de nostalgias. Pero en este lado, el del yo real y verdadero, sabía que usted jamás me escribiría y desde este lado las palabras se me desbocan con sólo recordar su nombre. No es un ángel de este mundo, algunos piensan lo contrario, porque sino hay materialidad no hay existencia. Así que sin ser de este mundo me vi obligada a volar tan alto que sin darme cuenta me he visto apremiada a llegar hasta la estrella de su corazón y afortunadamente a estrellarme en su cielo azul, menos mal que sus nubes no hacen daño. Y en cada nuevo vuelo, me cargo de palabras, para regalarle trozos de fantasía y de persistencia y de memoria. Usted el ángel poeta anuncia mi llegada y mi ser invisible se convierte en presencia, y existo en su boca si usted tan solo me nombra. Y yo que lo veo lo llamo para que exista, como si mi voz tuviera el poder de penetrar en su alma, como si de mi voz dependiera su existencia, como si le hiciera el regalo de adjuntar las silabas de su nombre y con ellas llenar todos los silencios del cielo. Como si al acompañar la luz titilante de las estrellas mis palabras se desnudaran en su boca acompasadamente, calladamente tan sólo rozando las vocales de su nombre.

@paraulesambaroma


Badalona, 6 de marzo de 2017 
 
contador de visitas
contador de visitas