Entrades

S'estan mostrant les entrades d'aquesta data: desembre, 2016

¿ME LO VAS A DECIR?

Imatge
Era de noche. Se lo contaré a él. Él con sus ojos negros bien abiertos estaba atento, mientras me iba quitando los zapatos y me ponía cómoda. Le hice prometer que no se lo contase a nadie. No lo contarás, ¿no? No, dijo, dejando el mando de la televisión encima de la mesita de noche. Lo miré y me repitió que no, que no diría nada, que si hacía falta me lo prometía por… y le dije que no siguiera por ahí, que no hacía falta que me lo prometiese por quién los dos sabíamos. Pero me lo pensé mejor y preferí no contarle que hay veces que no es necesario hacer fotografías para guardar buenas instantáneas en la memoria. Me interrogó sobre lo que le iba a explicar y no le decía. Lo miré y me callé. Lo dejé con la intriga y me marché para el cuarto de aseo. Me lavé los dientes y dejé que el agua y el dentífrico blanquearan aromas y sabores. Salí del lavabo y me preguntó: me lo vas a decir. Y le dije que si. Me dijo que haber si me aclaraba entre el sí y el no porque estaba empezando a sentir lo…

UNA CARTA PARA PALOMA

Imatge
Son las nueve de la mañana. Camino hasta la parada del metro de la línea 12, es solo una parada que va de Tres Glorias hasta Trinidad. Llevo el bolso cargado de libros y libretas, de sueños y de magia. La plaza está llena de niños con donuts, pelotas y mochilas. La plaza está llena de mamas conciliadoras. Vivo cerca del metro, apenas cruzar la plaza y recorrer un tramo de la calle Primavera. Y entre esas dos calles vive Paloma. Yo vivo en un bloque de pisos, y ella en una casa unifamiliar preciosa, de ladrillos rojos y ventanas de madera. Son las nueve de la mañana y me dirijo hacia el trabajo. Paso por delante de la puerta de la casa de Paloma, pero sus cortinas están selladas como nuestra amistad. Mi amiga Paloma o debería decir mi ex amiga Paloma, no lo sé, yo no la considero ex pero creo que ella a mi si me ha colocado la X. Bueno como iba diciendo, que sino luego me lío y me pierdo, ella es alérgica a todos los elementos químicos menos al oro. A veces, le he comentado a Paloma, …

LA CENA NEGRA

Imatge
Bea y Pepe nos han invitado a cenar. Hace años que somos amigos. A menudo solemos quedar a cenar fuera de nuestros respectivos hogares, porque a los cuatro nos gusta conocer nuevos restaurantes. La semana pasada, Pepe me llamó, para decirme que nos invitaban a cenar y así aprovechar para enseñarnos su nueva propiedad. Me quedé un poco sorprendida por la noticia, pues Bea y Pepe son dueños de un dúplex, en Paseo de Grecia, que quita el hipo. Antes de que pudiese hacer alguna pregunta, Pepe se adelantó y me explicó, que en estos últimos meses en los que no habíamos coincidido demasiado, habían cambiado de domicilio. Así pude enterarme que a través de un amigo de su padre, un viejo subastero, habían adquirido una fabulosa vivienda. Se le notaba feliz y pletórico, como un recién enamorado. Me contuve para no preguntarle el precio de la compra y otras preguntas que aparecieron revoloteando por mi curiosidad, pensé que sería mejor reservarlas para la noche de la cena. Antes de colgar el te…