PARAULES AMB AROMA

Tinc una planta i l'acabo de batejar amb el nom d'Aroma. El seu perfum embriaga de tal forma que les hores es desdibuixen en un temps, on les agulles del rellotge marquen minuts inexistents. Les seves fulles desprenen energies que no es deixen veure però que impregnen l'espai de poesia. Aroma és menta, aroma és amistat.

04 de maig 2015

LA VELOCIDAD DEL AMOR

La velocidad del amor,

El rasgo más definitivo y el más visible de la mujer, que tengo sentada delante de mí, es el bolso que lleva. Seguro que no es de imitación. Un gran bolso negro de ante. Los dos viajamos en el Ave Barcelona-Madrid. Me pregunto si irá a ver algún amante, a trabajar o a visitar algún Museo. Tiene el gesto reflexivo, o al menos eso parece, es una mujer atractiva y sugerente, como extraída de una de las portadas de la revista Elle. Junto a la mujer dormita un móvil plateado y un libro abierto. Aparece mi curiosidad literaria y me interrogo sobre el contenido de su lectura. La mujer me observa, y como si acabase de leer mi pensamiento, me comenta que es un libro histórico sobre Alejandro Magno. Acompasando el ruido del tren y con un gesto tierno en la mirada me dice que se llama Isabel y que nació en Barcelona, donde su padre ejerce de abogado del diablo y su madre de bióloga marina. Intentando que la conversación no quede interrumpida, le pregunto en tono bromista si ella es ángel o demonio. Abre el bolso y de su interior extrae un tarjetero. Me pasa una tarjeta donde puedo leer Isabel Villar del Pozo, comisaría de exposiciones culturales. El avance rápido del tren a través del paisaje me lleva de un pensamiento a otro, de un deseo sensual a otro carnal. Siento que el tono de su voz me gusta y me balancea. Me dejo invadir por su fragancia femenina. La miro con intensidad a los ojos queriendo seducirla con la fuerza guerrera de mis pupilas. Le pregunto si su viaje es turístico o laboral.
-         Voy a Madrid a la exposición cultural: “El encuentro de Oriente”, soy la comisaría de la exposición; una muestra que quiere dar a conocer la figura de Alejandro Magno. Con esta presentación queremos trasladarnos fuera del tiempo y del espacio para mostrar como concurrieron en este personaje el mito y la realidad.
Extiendo mi mano hacia ella: - Martín Almagro, encantado de conocerte.
Siento una punzada en el estomago y un calor intenso en las mejillas. Intento disimular la turbación. Mientras dejamos atrás ciudades, paisajes, esquinas, noches y gentes, desaparezco en la interioridad de su bolso. Me vuelvo invisible para descubrir el fondo de su caverna y ojeo sus objetos, sus documentos; deslizo mis manos por su pañuelo, por su agenda, y me emborracho con el olor dulce del jazmín y la fresca mandarina. La parada en Zaragoza me expulsa de mis mundos alados. La miro y me recreo. Me pregunto si Isabel querrá descubrir mis claves secretas a la luz de un buen Rioja en el Mercado de San Miguel. El futuro es siempre un enigma. Queda poco tiempo para que lleguemos a Madrid, y la lejanía se apodere de nuestra vida y de nuestros equipajes. Si el amor llega a la velocidad de la luz, creo que en este viaje el amor ha llegado a la velocidad de un tren.


Badalona, 4 de maig de 2015

0 Comments:

Publica un comentari a l'entrada

Links to this post:

Crear un enllaç

<< Home

 
contador de visitas
contador de visitas